jueves, 9 de marzo de 2017

Momento fika

Imposible retrasar más el momento de hablaros sobre aquella costumbre que urge comprender una vez llegas a Suecia: sí, ha llegado la hora del fika. Una vez empiezas a integrarte en la sociedad, surgirá ese instante en que alguien te propone tomar fika, ya sea en ámbito laboral, de ocio o, de hecho, en cualquier otro contexto. 

Pero, ¿qué clase de invitación es esta, qué supone, cómo actuar? Me place comunicarte que, en principio, no existe necesidad alguna de alarmarse. Se trata del método estándar escandinavo de socialización y, siguiendo este modo de proceder, aumentarán las probabilidades de entablar una amistad o una adecuada relación con tus colegas en el ámbito laboral, por ejemplo. Pongamos por caso que asistes a un curso de idioma y te apetece plantear un plan a los compis fuera del aula: propones fika. O que te acaban de contratar y tu jefa te cita a una primera reunión informal: propondrá fika. El vecino con el que coincides en el tvättstuga aparenta ser una persona abierta y amigable: proponle fika. 

Este formato de socialización es muy popular aquí y te abre las puertas de consolidar vínculos con otras personas de una manera aceptada y que inspire confianza. Quedas en una cafetería y se toma café con pastas y dulces. Quien, como yo, sea amante de té tendrá opción sin problema, aunque según las estadísticas este país es uno de los principales consumidores de café del planeta. Así pues, si quieres tomar fika auténticamente, será café con kanelbullar y chokladbollar. En el caso del trabajo, no hay oficina donde falte la pausa para fika que, en algunos casos, hace función de reunión de equipo una vez por semana.


*Comiéndome el chokladboll que me trajo una compañera de clase por su cumpleaños o, resumido en una palabra, fikapaus.









Ten en cuenta que, si bien en tu cultura puede resultar habitual invitar a tomar algo a casa u otro plan a una persona que tan solo es conocida, aquí darías pie a una situación de lo más incómoda. Si tu intención es causar una buena impresión, mejor ahórrate esta oferta para más adelante, cuando ya lleves unos cuántos fikor y te cerciores de que esa persona está interesada en invertir su tiempo en una amistad contigo. ¡Has leído bien! Buena suerte con ello, no es tarea fácil.  

A la hora de usar esta palabra, recuerda que dispones de ella en dos opciones. Por un lado existe como verbo vi fikar idag = hoy "fiqueamos", hacemos fika, tomamos un café con pastas. O bien como sustantivo vi tar en fika idag = tomamos un fika hoy**. 

Para acabar os dejo con una divertida canción que se oye mucho últimamente y trata, cómo no, del adorado fika. Es en inglés y el vídeo tiene subtítulos.






**Escribo "un" a falta de artículo neutro en castellano, pero apunto que en realidad no existen géneros en sueco así que la palabra no sería ni masculina ni femenina. 

1 comentario: